Bosnia,crisis,manifestaciones,Sarajevo,Tuzla

¿La hora de los bosnios?

“Porque si no tenemos pan que comernos, siempre podemos comer tarta, a diferencia de la ‘mierda’ que nos vienen sirviendo diariamente los últimos 20 años”, escribe el escritor y periodista bosnio, Faruk Šehić, sobre las manifestaciones que se han producido por Bosnia y Herzegovina (BH) desde la semana pasada y que han puesto patas arriba todo el país. El presidente de la Federación, Živko Budimir, la tarde del viernes, superado por las circunstancias, en la televisión Al Jazeera apelaba a la “buena voluntad y a la conciencia de los ciudadanos” para detener las protestas, porque, según él, “no conseguirán así nada”. Los hechos luego probaron que se equivocaba. De primeras, los presidentes de dos cantones (Tuzla y Sarajevo), el primer ministro del cantón de Una-Sana y el gobierno al completo del cantón de Zenica-Doboj, tuvieron que dimitir. El Alto Representante, Valentin Inzko, llegó a insinuar la posible intervención de tropas de la Unión Europea si los incidentes llegaban a un nivel todavía superior, declaraciones luego replicadas desde Bruselas. Ni siquiera la presencia internacional sirve de coartada para la clase política bosnia dos décadas después del final de la guerra…….

Descargar en PDF

Leer más Sin comentarios

dialecto,identidad,lengua,nacionalismo,narrativa histórica

Estandarización de las lenguas y construcción estatal en la antigua Yugoslavia

Resumen del artículo de Francisco Manuel Villegas Cara y Almir Methadžović en Balkania nº 4

Los grupos étnicos entre los eslavos del sur, los que formaron parte de la antigua
Yugoslavia, en su mayoría eran miembros de un núcleo lingüístico formado alrededor
de una lengua única compuesta por dos variantes conocida bajo el nombre de
Serbocroata – Croataserbio (srpskohrvatski – hrvatskosrpski). Desde la fundación de
la Yugoslavia socialista hasta su fin, dos fuerzas ideológicas opuestas (centrifuga y
centrípeta), concentradas en torno a Belgrado, por un lado, y a Zagreb por el otro,
orbitaron el partido Comunista gobernante. Estas, frecuentemente, generaron crisis
políticas que no pocas veces se convertían en crisis nacionales, étnicas y/o culturales,
por lo tanto, lingüísticas. Esto dificultó y dañó el desarrollo de una narrativa común
yugoslava. Cuando el comunismo yugoslavo se desmoronó y entre los conflictos
étnicos emergieron nuevos Estados nación, la lógica nacionalista de exclusión mutua
y máxima distinción forzaron la violación lingüística, por lo que cada lengua tendría
que denominarse según el grupo étnico que la usase. Desde entonces, términos como
bosnio, croata, montenegrino y serbio se refieren, paradójicamente, a lenguas
diferentes pero iguales.

Descargar en PDF

Leer más Sin comentarios

bosnio,estandarización,identidad,millet,serbocroata

Influencia de las estructuras sociales del Imperio otomano en la identidad lingüística en Bosnia

Resumen del artículo de Jairo Dorado Cadilla

A la hora de analizar la identidad en los Balcanes occidentales se suele hacer una asociación de lengua e identidad nacional motivada por la interpretación que se hace de la desaparición del estándar serbocroata como lengua oficial en los actuales Estados de la región que cuentan con lenguas propias diferenciadas. El objetivo del presente artículo es presentar qué hay de cierto en el concepto de lengua como elemento de identidad nacional, observando para ello los procesos de estandarización; analizar de dónde procede la asociación entre lengua e identidad y contextualizar estas cuestiones en los Balcanes occidentales, atendiendo muy especialmente a la influencia que la organización en millet del Imperio otomano tuvo en la creación de una identidad lingüística en Bosnia.

Descargar en PDF

Leer más Sin comentarios

Anatomía Serbia

Extracto del nuevo libro de Miguel Rodríguez Andreu sobre Serbia.
“No recuerdo si fue la tercera o la segunda semana de julio cuando conocí a  Mihajlo Marković. Hacía un calor bochornoso como cualquier tarde del verano belgradense. Era el año 2005 y guardo aquella experiencia como inolvidable. Estuve en su casa. Una villa austro-húngara de esas que son imposibles
de borrar de la memoria, porque respiran esa discreta elegancia de la Europa residencial de jardines y calles silenciosas, tal como es el barrio de Senjak enBelgrado, ladeado por una pendiente que se desliza hasta el río Sava. Si uno pasea por sus calles no se puede evitar tener curiosidad por saber quién vive en cada una de esas elegantes casas que flotan entre hojas sinrecoger y que se ocultan detrás de espesas arboladas que disimulan la evidente decadencia de la zona. Apenas algún vehículo pasajero o los ladridos de algunos  perros rasgan el plácido silencio en el que se inunda el lugar.No me esperaba que en ella pudiera vivir un filósofo. Una casa luminosa,de techo alto, con salón espacioso y grandes ventanales. Al entrar captó mi atención el intenso olor a libros. Las paredes de toda la casa, las mesas, los rincones más inaccesibles, todo estaba repleto de libros, libros y más libros.Desde la puerta de entrada hasta la última estancia daba la sensación que los libros llegaban hasta el mismo techo”.

Descargar en PDF

Leer más Sin comentarios

Boletín

Síguenos en

Con el apoyo de

Colabora con

Agenda Pública - Analistas de Actualidad
ESGlobal Política, economía e ideas sobre el mundo en español
Balkania revista de estudios balcánicos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR