coalición,elecciones,marzo,parlamentarias,partido,progresista,Serbia,Vucic

10 claves para entender las elecciones parlamentarias en Serbia

Los resultados electorales atribuyen al SNS el mando absoluto del legislativo, pero, por eso mismo, el SNS tendrá que soportar las consecuencias derivadas de una buena pero también de una mala política, un poder no visto en Serbia desde los tiempos de Slobodan Milošević.

Descargar en PDF

Leer más Sin comentarios

(stefanogiantin / Flickr)

Bosnia-Herzegovina, ¿el comienzo de una Primavera Balcánica?

Por Ruth Ferrero Turrión

De entre todas las grandes regiones de la periferia europea, los Balcanes Occidentales era prácticamente la única que había permanecido, hasta ahora, ajena a las movilizaciones ciudadanas. Las Primaveras árabes, el 15M, las protestas griegas contra la Troika, las revueltas en Turquía, el Euromaidan ucraniano…y ahora Bosnia, pero también Eslovenia, Montenegro, Macedonia…

Descargar en PDF

Leer más Sin comentarios

mujeres,representación,Serbia,sponzoruše,turbofolk

El turbofolk en Serbia y la representación de la mujer. La pseudo transgresión de la producción musical

Texto de Marija Grujić publicado en Balkania nº 4 (2013) El texto aborda los aspectos sociales y culturales de la creación de música popular en Serbia en el periodo post-yugoslavo.

Después de la disolución de Yugoslavia y de su aparato socialista, a través de los cambios derivados en las organizaciones formales e informales de la vida social y cultural, se contribuyó a la constitución de nuevos paradigmas en las representaciones de género en la cultura popular. Las sociedades post-yugoslavas, y las condiciones económicas en las que se formó un Estado marcado por fuertes principios etno-nacionales para la homogeneización, provocaron cambios en el nivel de consumo diario de cultura popular, especialmente de música popular. En la opinión pública y en los medios de comunicación en Serbia, a comienzos de los años 90 del siglo XX, se impuso y se afianzó la escena del turbofolk, con un sonido característico que combina componentes sencillos y repetitivos que en el socialismo llegaron desde el género llamado neofolk, con nuevos arreglos fácilmente producibles, cercanos al tecno y a la música dance. Las principales características de esta producción musical se simplifican principalmente mediante una forma musical repetitiva, una amplia oferta para los consumidores y un componente de fabricación barata de elementos a nivel de imágenes y de letras. Una de las principales características de la escena mediática es el protagonismo de la cantante y de su imagen expresamente sexualizada, donde la representación de las identidades femeninas, tanto dentro del escenario, como en la cobertura de los medios que acompañan a estas estrellas, en su mayoría está formada de acuerdo con el modelo de comportamiento de las sponzoruše: unas chicas que tienden a relacionarse eróticamente solo con aquellos hombres que tienen mucho dinero e influencia. El modelo de comportamiento de las sponzoruše se convirtió en algo común para la opinión pública también en el período de crisis económica y social en Serbia. En los medios de comunicación y en la cultura popular, a menudo se retrata esto como el modelo más propicio para las mujeres en Serbia que quieren lograr el éxito. Este artículo se ocupa, concretamente, de determinar si la imagen vinculada al turbofolk incluye e incorpora un potencial subversivo que desacredita la matriz jerárquica de la heteronormatividad manipuladora de las relaciones de género. La posición final de la autora es que el turbofolk es una producción que, aunque en algunos casos introduce elementos de una identidad y política alternativas, sin embargo, se resiste firmemente a las prácticas y los contenidos que pudieran poner en peligro la matriz heteronormativa de esta forma de entretenimiento. Se puede decir que la escena de la música turbofolk, en esencia, promueve simbólicamente un modelo de mujer conformista en los centros sociales, culturales y financieros actuales de poder, en el que los hombres dominan, manipulan y apoyan las dinámicas sociales de género dominantes en la sociedad.

Descargar en PDF

Leer más Sin comentarios

Bosnia,ciudadano,comunidad internacional,comunidad política,constitución,Democracia,Estado,etnia,etno-cracia,ordenamiento,soberanía,soberano

Dieciocho años de la (des)composición del Estado: Bosnia y Herzegovina

Artículo de Aida Džanović en Balkania nº 4 (2013)

Este artículo es un estudio crítico de Bosnia y Herzegovina (ByH) después de Dayton, un análisis del país como comunidad política. Digo como porque ByH lleva dieciocho años existiendo sobre la base institucionalizada de los Acuerdos de Dayton. Los derechos colectivos han hecho imposible toda clase de individualismo, los principios étnicos dominan por encima de los civiles, y el ordenamiento de Dayton ha llegado a establecer un sistema estatal costoso, complejo e ineficaz. Dayton fue una demostración de fuerza que aportó (impuso) la paz a este país, pero limitando el futuro progreso de ByH después de los conflictos y después de Dayton. Los profundos desacuerdos y la destrucción del tejido social y político del país vienen resucitando la violencia e impotencia de una sociedad que se encuentra asolada y desarticulada. Una sociedad que tiene un enemigo en el ordenamiento, dividida de tal manera que se hace imposible la constitución de un ordenamiento basado en un consenso mínimo, un consenso de principios fundamentales políticos y jurídicos. En el análisis del déficit nacido tras el restablecimiento del ordenamiento, pero también del desmantelamiento de ByH, parto de aquellos autores que en sus trabajos analizan estos factores considerados limitantes (políticos, jurídicos y sociales). La cuestión fundamental de este artículo es la siguiente: después de todo lo que no se ha hecho durante dieciocho años, ¿es posible considerar a ByH una comunidad política civilizada? Cada factor negativo abordado en este artículo crea problemas tanto en el funcionamiento del sistema político como en el mantenimiento de su estabilidad. De ahí surge la pregunta que da lugar al título del presente artículo: ¿cómo se mantiene un Estado al que se lleva dieciocho años quitando, uno tras otro, los atributos que conforman su soberanía?

Descargar en PDF

Leer más Sin comentarios

Boletín

Síguenos en

Con el apoyo de

Colabora con

Agenda Pública - Analistas de Actualidad
ESGlobal Política, economía e ideas sobre el mundo en español
Balkania revista de estudios balcánicos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies